Camilo Sesto y su vida como artista – Gente – Cultura




Con sus canciones, a las que algunos se refieren como música para planchar y muchos recuerdan como símbolo del romanticismo, Camilo Sesto ha sido famoso en Ecuador y en el resto de países bolivarianos desde los tiempos en que este era el mejor hotel de la ciudad.

Es normal que los artistas sufran transformaciones cuando suben a un escenario, pero lo de Camilo Sesto es impresionante. Esta noche llegará a la plaza de toros con su melena cuidadosamente alborotada y su cara maquillada hasta la rigidez, para cantar como poseído algunos de los éxitos que le han hecho vender más de 40 millones de discos.

Ahí arriba se entregará, retará a la audiencia a seguirlo y sacará la lengua como acostumbra hacerlo, aún cuando conversa, como si fuera un integrante de Kiss en sus años más polémicos. Quito, una de las ciudades con más iglesias en el mundo, aloja a un diablo español.

En la suite está él, con una gorra de Royal Caribbean y unos anteojos oscuros a lo Bono de U2, a gusto en su pantalón de sudadera y sus tenis viejos. El interés de esta entrevista es reconstruir con él, en sus palabras, una exitosa carrera profesional de 22 años.

¿Qué significa para una persona nacer en Alcoy?

El pueblo de Alcoy está en la provincia de Alicante y es conocido como el pueblo de la moral , porque teníamos un equipo de fútbol que estaba en primera en esos momentos, perdía el partido 20-0… y pedía dos minutos de prórroga para empatar.

Entonces de ahí viene el dicho: tienes más moral que el alcoyano . Aparte la zona mediterránea parece una mina del arte: Sorolla, Picasso, Salvador Dalí…

¿Por qué se fue a Madrid?

Fui a comerme al mundo y no tenía apetito porque no tenía dinero.

Esos fueron los años más duros? Sí, pero los recuerdo con tanta ternura y con tanto cariño. Hubiera sido bonito combinar las dos cosas: ese empeño con la maquinaria de ahora.

Luego ingresó a un grupo llamado Los Botines…

Me llamaron para ser solista, pero me llamó también la patria: el servicio militar. A veces debía dar clases de armamento y lo hacía, pero no quiero acordarme. No me gusta ver un arma ni en una foto. El amor, esa sí es un arma buena, pero no decirlo sino hacerlo.

¿Cómo llega al mundo del disco?

Había mucha gente dispuesta de boquilla (de palabra) a ayudarme, pero quien me echó una mano fue Juan Pardo; me abrió las puertas de un estudio y yo dije: hay que seguir estudiando? (risas).

¿Qué papel jugó Lucía Bosé?

El entendimiento fue mutuo, es una gran mujer. Lucía Bosé y toda la familia vinieron después de Juan Pardo. A Miguel le hice su primer disco. Recuerdo que él cantaba Be en español y le temblaba la voz, parecía un árbitro sin autoridad… biiiiiiiiii, pero lo recuerdo con mucha ternura y mucho entusiasmo. Es una familia espectacular.

De la década del 70, tan exitosa para usted, hay alguna canción que recuerde particularmente o que quiera más?

Las recuerdo todas, pero especialmente Algo de mi, porque con ella me dejaron decir algo de mí, de mis sentimientos y de todo lo mío.

Demos un gran salto hasta Jesucristo superstar.

Qué locura, pero acertada. El producir no significa estar delante de unos aparatos, también es algo económico, y todo lo que tenía lo puse ahí, porque yo sentí que tenía que hacerlo y que el mundo tenía que escuchar en español la historia de un señor que es el más vigente entre nosotros y no te digo nada el pedigree que tiene.

¿Fue difícil en los setentas hacer la música que hacía cuando estaba en boga la música de protesta?

Pero dónde están esos que protestaban (dice con encono), porque hoy en día de qué protestan. Yo no protesto de nada, yo predicaba una cosa que sigo predicando y que le falta a todo el mundo: el amor.

Protestar por protestar y te das la vuelta y tienes un Maserati. Es verdad eso? Estaban confundiendo a la gente y aprovechándose de la situación.

Viene un retiro de 1986 a 1990…

Tuve un hijo (hoy tiene 14 años) y pensé: estaré con él o será mejor un padre de teléfono? Volví con un disco que se llamaba Voluntad del cielo, que tiene una canción llamada Amor mío qué me has hecho, que estuvo 18 semanas en el Billboard.

En esa época se habló de conciertos abandonados y actitudes negativas de su parte Por qué fue tan escandaloso ese regreso? Fueron comentarios de mentirosos que buscan cómo comer comiéndose a los demás, porque eso no lo he hecho yo en la vida. La verdad sobrevive.

Qué mentiras de los medios recuerda más? Jesucristo se ha quedado corto porque yo he resucitado de 20.000 muertes .

… Todas sus manipulaciones y gestos hacen obviar las dos argollas que tiene en uno de sus dedos y que salen a relucir cuando se le pregunta por sus padres.

Ellos están en el cielo y aquí en mi mano; los dos, padre y madre .

Tal vez la solemnidad del momento le incomoda y la corta con ellos eran casados, no te creas que eran así, arrejuntados .

Esta entrevista fue realizada gracias a una invitación de BMG Ariola de Colombia.

ELTIEMPO



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: