Cepal baja previsión de crecimiento para América Latina




La Comisión Económica para América Latina y el Caribe
(Cepal) redujo a un 0,5 % su previsión de crecimiento de la región para este
año, debido a un complejo escenario internacional y a factores internos de los
países.

En su “Estudio Económico de América Latina y el Caribe
2019”, presentado en Santiago de Chile este miércoles, la Cepal atribuye
la desaceleración regional a “un debilitamiento sincronizado de la
economía global, lo que ha implicado un escenario internacional desfavorable
para la región”.

En este sentido, la Cepal, en una simulación preliminar,
calculó que la guerra comercial que mantienen China y Estados Unidos ha tenido
ya un impacto de en la región, debido a la reducción que ha supuesto para el
comercio, del -6 % en el primer trimestre de 2019.

En el ámbito interno, el organismo achacó la previsión del
0,5 % “al poco dinamismo exhibido por la inversión, las exportaciones y a
una caída del gasto público y del consumo privado”.

“La región enfrenta un contexto externo con mayores
incertidumbres y complejidades crecientes: menor dinamismo de la actividad
económica mundial y del comercio global; mayor volatilidad y fragilidad
financiera; cuestionamientos al sistema multilateral y un aumento en las
tensiones geopolíticas”, precisó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de
la Cepal, durante la presentación del informe.

Llevamos 5 años de desaceleración económica, este es un tema de enorme preocupación“, subrayó.

América Latina “necesita apuntalar sus ingresos. Una
forma de lograr una cuenta fiscal más estable y equilibrada es poder contener
la evasión tributaria y los flujos financieros ilícitos porque eso supone una
pérdida grande de ingresos”, añadió la secretaria ejecutiva de la Cepal.

El 0,5 % proyectado este miércoles se compara con el 1,3 %
proyectado el pasado abril para este año y es inferior al 0,9 % que, según
señaló Alicia Bárcena, fue el “crecimiento real” alcanzado por la
región en 2018.

En abril de 2019 éramos más optimistas pero el primer trimestre nos mostró que el camino era más pedregoso de lo esperado y entonces ahora la perspectiva está en 0,5 % para la región“, indicó Bárcena.

En el primer trimestre del año, la actividad económica en
América Latina se contrajo un 0,1 % interanual.

A diferencia de años anteriores, en 2019 la desaceleración
será generalizada y afectará a 21 de los 33 países de América Latina y el
Caribe, “y en 17 de 20 de América Latina”, complementó Bárcena.

En promedio, se espera que América del Sur crezca un 0,2 %,
América Central un 2,9 % y el Caribe un 2,1 %.

Por países, Dominica liderará el crecimiento de la región,
con un 9,9 %, seguida por Antigua y Barbuda (5,9 %) y República Dominicana (5,5
%).

Panamá crecerá un 4,9 %; Guyana un 4,6 % y Bolivia un 4,0 %
y luego Perú lo hará al 3,2 %, Colombia al 3,1 %, Chile al 2,8 %, México al 1 %
y Brasil al 0,8 %.

Tres países cerrarán el año en rojo, según el informe: Argentina, con una contracción de -1,8 %, Nicaragua (-5%) y Venezuela (-23 %).

Los números rojos de Argentina y Venezuela, junto con las
débiles proyecciones para Brasil y México se encuentran también en la base de
esa reducción de la perspectiva regional hasta el 0,5 %.

La Cepal proyectó además un crecimiento mundial del 2,6 %
para 2019, 4 décimas menos que el observado en 2018, debilitamiento enmarcado
en redundantes tensiones comerciales y problemas geopolíticos que ha derivado
en un escenario internacional desfavorable para la región.

Entre las economías emergentes, China continuará su proceso
de desaceleración gradual este año y se prevé que crezca un 6,2 %, 4 décimas
menos que en 2018 y su tasa más baja en casi 30 años.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: