Columna de Sancho, crítico gastronómico. – Gastronomía – Cultura




Siempre me rendiré ante una buena barra de ensaladas. Y no se trata de una tendencia vegetariana. Incluso cuando tengo antojo de un buen pedazo de carne, una ensalada armada a mi gusto me parece un acompañamiento ideal.

Y muchas veces, una ensalada puede ser el plato único, sin correr el riesgo de quedar con hambre, siempre y cuando se trate de una mezcla equilibrada.

No hay muchas buenas barras de ensaladas. Buenas de verdad. Y me refiero al tema a propósito de mi visita a la nueva sede de De Raíz, ese restaurante vegetariano que ha resultado una gran revelación y una alternativa no solo para quienes han eliminado la proteína animal, sino para los que a veces nos antojamos de algunas de las maravillas que ofrece el reino vegetal. Que son muchas.

Pues este nuevo De Raíz tiene una barra variada, equilibrada y atractiva, que son condiciones imprescindibles para que el tema funcione como debe ser. Y tiene la gracia de ser diferente a las que existen –al menos a las que conozco– sin dejar de ser una barra de ensaladas.

Una de las diferencias es que algunos de los vegetales vienen parrillados –zuchini, zanahoria, champiñones–, otros vienen encurtidos o caramelizados –cebolla, remolacha, rábano– y combinan muy bien con los vegetales frescos. Tiene ingredientes que no abundan en estas barras, como los espárragos o las aceitunas Kalamata, y en vez de vinagretas tradicionales ofrece hummus y pestos.

Lleva, además –y esto es fundamental, sobre todo si uno quiere la ensalada como plato único–, quinua, cuscús y arroz oriental, con lo cual la ensalada en realidad puede adquirir la dimensión de un poke vegetariano.

Se trata, en fin, de una barra que permite armar una ensalada con diversas texturas y con una combinación de sabores muy atractiva.

En todo caso, no es necesario pedirla como plato único, sino también como una entrada de carácter antes de caer en la tentación de una pizza vegana –muy rica, por cierto: vale la pena atreverse–, una hamburguesa vegetariana o unos chilaquiles orellanos.

Muy agradable el nuevo De Raíz. Solo les hace falta afinar la atención y todo estará dado para que este restaurante se convierta en una referencia obligada cuando alguien quiera probar suerte más allá de la proteína animal.
De Raíz

¿Dónde y cuándo?
Avenida 19 n.° 106 – 46, Bogotá. Teléfono (1) 7066360.

Sancho, crítico gastronómico. Correo: elcalderodesancho@yahoo.com.co



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: