¿Cómo se trata una emergencia médica a bordo de un avión? | EL UNIVERSAL




Cuando más de 192 millones de clientes al año vuelan en una aeronave, situaciones médicas pueden ocurrir tanto en cielo como en tierra. En 2018, la aerolínea Delta reportó unas 11.900 situaciones médicas, lo que equivale a una situación médica por cada 460 vuelos.

Es por eso que se realiza una gran inversión en entrenamiento de primeros auxilios y RCP (CPR por sus siglas in inglés) para sus asistentes de vuelo, así como también se invierte en equipos médicos a bordo y servicios de consulta de expertos para eventualidades médicas.

“Los auxiliares de vuelo pasan por un extenso proceso de capacitación como nuevos empleados en donde aprenden RCP, cómo usar tanto el desfibrilador como todo el equipo médico a bordo, entre otros procedimientos”, indicó Barbara Martin, Gerente General de Salud Ocupacional. “También tienen entrenamiento recurrente cada año, que incluye cómo responder a situaciones de emergencia”.

Las aeronaves tienen un desfibrilador automático externo (AED por sus siglas en inglés), un equipo médico de emergencia, un kit de primeros auxilios, oxígeno, una bolsa de accesorios médicos, un Kit de Precaución Universal utilizado para proteger y eliminar los fluidos corporales, y audífonos para comunicación médica.

Además de la capacitación intensiva de los asistentes de vuelo, el equipo médico a bordo y la asistencia de médicos profesionales voluntarios, se recibe la ayuda de los médicos en tierra a través de un servicio de consulta de línea aérea llamado STAT-MD, el cual apoya durante los eventos médicos a bordo. Este servicio está respaldado por los recursos del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (UPMC por sus siglas en inglés).

¿Cómo proporciona STAT-MD asistencia médica en tierra?

-En el piso 13 de un centro de control del Centro de Comunicaciones del Hospital Presbiteriano de UMPC, está el personal médico capacitado con monitores de computadoras y equipos de comunicaciones listos para proporcionar consultas durante eventos médicos que surjan en estos vuelos y en otras grandes aerolíneas comerciales de EE.UU. e internacionales. El equipo también ofrece exámenes médicos previos al vuelo, por si hay alguna inquietud médica antes de abordar.

Las recomendaciones médicas provienen de un grupo de médicos seleccionados, capacitados y certificados por la Junta en Medicina de Emergencia. De hecho, los médicos de STAT-MD tienen una permanencia con un promedio de ocho años, y la mayoría trabajan en el departamento de emergencias aun cuando no están en servicio, brindándole a las aerolíneas asistencia en tierra.

“STAT-MD es clave para lograr nuestro objetivo general de mejorar los resultados médico para nuestros clientes”, señaló Martin.

“Hay cuatro criterios que utilizamos para determinar la diferencia entre una situación médica y una emergencia médica”, dijo Martin. “Por ejemplo, ‘¿Se está aplicando RCP? ¿El AED produjo un shock? ¿Está naciendo un bebé? ¿Se presenta sangrado incontrolable o significativo?’”.

En el caso de una emergencia médica, la aerolínea puede considerar un desvío o solicitar al control de tráfico aéreo un aterrizaje prioritario. En última instancia, la decisión de desviarse la toma el capitán y el despachador con la orientación de STAT-MD. Como parte de ese cálculo, se tienen en cuenta múltiples consideraciones, incluidos los signos vitales del cliente y la proximidad al destino del vuelo. “La aerolínea hace uso de la experiencia de STAT-MD para ayudar a mitigar desviaciones innecesarias”, dijo Martin.

“Si recomendamos una desviación, sugeriremos las mejores instalaciones médicas en el área”, comentó Doyle. “Mantenemos una base de datos global de todos los aeropuertos, así como dos hospitales cercanos al aeropuerto y sus capacidades”. STAT-MD actualiza regularmente esta lista todos los años por medio de llamadas a hospitales y otras instalaciones médicas.

Dependiendo de las circunstancias y el estado del cliente, la aerolínea determina adecuadamente si el vuelo continúa y que los paramédicos reciban la aeronave en la ciudad de destino.

“Con los medicamentos disponibles a bordo, el AED y alguien que administre RCP, estamos realizando prácticamente lo mismo que el pasajero obtendría en una ambulancia”, dijo Doyle.

1

Un asistente de vuelo notifica al capitán.

2

El capitán se comunica por radio con el despachador designado en el Centro de Operaciones y de Clientes de la aerolínea.

3

El despachador se comunica con el coordinador médico de STAT-MD, que recopila la información del vuelo, como el número de vuelo, el destino y el origen, y la llegada estimada.

4

El coordinador médico luego pone al médico en línea para administrar la consulta médica.

5

La asistente de vuelo transmite información hacia y desde STAT-MD a través del capitán o a través de los auriculares en la cabina.

“La clave para nosotros es la información”, indicó TJ Doyle, Director Médico de STAT-MD. “Utilizamos lo que se conoce como un formulario de asistencia médica para recopilar información clave del pasajero, como síntomas, signos vitales, e historial médico importante. Cuando el médico se pone en línea, la información es transmitida a nosotros, y generalmente, hacemos una recomendación bastante rápida e informada”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: