Dos muertos y decenas de heridos tras una fuerte explosión de gas en una panadería en el centro de París




Una fuerte explosión ocurrida este sábado por la mañana en una panadería del centro de París ha dejado al menos dos muertos —ambos bomberos— y decenas de heridos, según han confirmado fuentes policiales, que han corregido así las cifras ofrecidas momentos antes por el ministro del Interior, Christophe Castaner, que hablaba de cuatro fallecidos.

La causa más probable del accidente es un escape de gas. “Primero hubo una fuga de gas, y llegaron los bomberos para atenderla. Después se produjo la explosión que provocó el incendio consiguiente”, ha explicado el fiscal de la República de París, Rémy Heitz.

La detonación ocurrió poco antes de las 9.00 h en este local situado en la calle Trévise, en distrito 9 de la capital francesa. Además de los dos bomberos muertos, diez personas se hallan en estado grave y otras 37 han resultado heridas leves.

Entre los heridos graves se encuentra una mujer española, según han confirmado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, mientras que el consulado de España en la capital francesa está prestando apoyo y está en contacto con la familia.

La explosión hizo temblar las ventanas y cristales y causó una columna de humo visible desde muchos puntos de la ciudad.

Las imágenes captadas por los medios franceses revelan importantes daños materiales tanto en la calle como en la fachada y el interior del edificio que albergaba el local.

La explosión fue de una gran potencia y causó numerosos daños materiales sobre los edificios aledaños, entre ellos varios hoteles, cuyos clientes fueron evacuados por motivos de seguridad.

Los servicios de socorro han detectado varias bolsas de gas en varios pisos del edificio que registró la explosión y ahora tratan de verificar que los inmuebles cercanos no presentan ningún riesgo para que los vecinos y los clientes de los hoteles puedan volver a sus alojamientos.

Los testigos relatan escenas dramáticas de cristales rotos, techos derrumbados, coches volcados y cuerpos por los suelos de la calle Trévise, muy cerca de lugares muy turísticos de la capital francesa como el Museo de Cera o el teatro de variedades Folies Bergère.

Jean, un joven que vive enfrente de la panadería, ha relatado a la agencia Efe que varias ventanas de su casa se han roto después de un estruendo “que parecía un terremoto”.

El ministro francés del Interior, Christophe Castaner, se personó en el lugar del suceso junto al primer ministro, Édouard Philippe, para seguir de cerca la evolución del suceso.

La explosión tuvo lugar en un momento en que las calles de París se hallan tomadas por las fuerzas de seguridad a causa de una nueva jornada de protestas de los llamados ‘chalecos amarillos’.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: