El azúcar: lo que no te deja adelgazar | EL UNIVERSAL




En este mes del Amor y la Amistad, y según el último sondeo de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), el 24% de los colombianos gastarán en dulces y chocolates como principal opción de regalo, lo cual influirá en la salud de muchos ciudadanos.

La función de la sacarosa en nuestro cuerpo es la de proporcionarnos la energía que necesitamos para el funcionamiento de órganos, como el cerebro y los músculos. Hay sacarosa en frutas y otros alimentos naturales, y estas son las llamadas azúcares buenas. Si hablamos de azúcar de otro tipo no serían consideradas tan buenas y necesitaríamos máximo unas 6 cucharaditas al día.

El informe “¿Por qué el azúcar te impide adelgazar?”, dice que cuanto más azúcar se consume, se libera más insulina, una hormona segregada por el páncreas que regula la glucosa en sangre y ayuda a sintetizar las grasas. A mayor nivel de insulina, más grasa es posible almacenar en el tejido adiposo. ¿No ha notado además que cuando come dulce siente que tiene que volver a comer un poco más? Lo peor de los azúcares es que crean en el organismo más apetito de dulce, entrando en un círculo vicioso. Estudios señalan que incluso los edulcolorantes (que le dan sabor dulce a muchos productos alimenticios) aunque son totalmente acalóricos como la sacarina o el aspartamo, afectan a la salud de forma similar al azúcar porque aumentan el apetito y sobreestimulan los receptores del gusto, favoreciendo la adicción por lo dulce.

Natalia Zuluaga Arroyave, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad CES, explica que el consumo de alimentos altos en azúcares y grasas como dulces o chocolates lleva a un desbalance en la ingesta habitual del día, y trae cambios rápidos de peso.

“Si es un consumo muy elevado y se alarga durante mucho tiempo, modifica el perfil lipídico, el colesterol, los triglicéridos en sangre y a largo plazo se va a convertir en un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades como la hipertensión arterial”, añade la experta.

Por cada 100 gramos de chocolate con leche hay 30 gramos de grasa, por eso si usted sabe que durante el día va a consumir algún dulce o alguna torta con alto contenido de grasa, haga el balance consumiendo durante el resto de día alimentos bajos en azúcar y grasas.

“Una pequeña cantidad de dulces al día se puede consumir teniendo en cuenta el balance mencionado, pero también usted puede elegir algunos chocolates amargos. Entre mayor cantidad de cacao tengan, es decir entre más amargo sean, menos contenido de azúcar van a tener. Si puede elegir postres o dulces bajos en grasa, también representarán un beneficio para la salud, por el aporte inferior que va a tener con respecto a otros productos”, finaliza Zuluaga.

Tenga en cuenta que el azúcar no solo se añade a los chocolates, brownies, pudines, gomitas, mermeladas o alimentos de ese tipo; también está presente en algunas galletas saladas, cereales que consume al desayuno o en ese pan francés que compra en la esquina de su casa.

Expertos recomiendan ir rebajando la cantidad de azúcar que añade a alimentos como jugos, café o infusiones, acostumbrando su paladar a su sabor natural hasta poder tomarlos sin o con poquita azúcar.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: