El buen gusto de Baviera / El Caldero – Gastronomía – Cultura




El estado alemán de Baviera, tan popular entre los colombianos por la presencia de James Rodríguez en el equipo de fútbol más célebre de su capital, es una de las regiones más atractivas del centro de Europa. Ahora que Avianca tiene vuelo directo a Múnich, bien vale la pena recordar que además es un lugar en el que se come y se bebe muy bien.

Del barril

Alemania es el tercer consumidor de cerveza del mundo y produce alrededor de cinco mil variedades. Regiones como Baviera le rinden culto a esta bebida. Una visita a Múnich quedaría incompleta si no se conoce alguna de las tabernas del centro de la ciudad, con capacidad para cientos de personas y con presencia de bandas musicales tradicionales.

Una de las más populares es la Cervecería Hofbräuhaus, donde además de beber una maravillosa cerveza del barril se puede comer uno de los platos célebres de la región: el codillo de cerdo al horno.

Buen pan, buen queso

Basta con darles una mirada atenta a las estanterías de las tiendas de alimentos y probar un desayuno típico para entender que Baviera tiene una variedad de quesos que poco o nada tiene que envidiarle a Francia y que sus panes son, probablemente, los más ricos del planeta. Y se sabe que en donde hay buen queso y buen pan siempre se comerá bien.

Lejanas tradiciones

Múnich es una ciudad próspera que ha atraído miles de inmigrantes de diversas nacionalidades, y algunos han establecido pequeños restaurantes con la cocina típica de sus países de origen.

Así, por ejemplo, se trata de un buen lugar para probar platos tradicionales de Afganistán, de Turquía o de Vietnam. La capital de Baviera también es un lugar que les fascina a los italianos, razón por la cual se encuentran maravillosos restaurantes y tiendas de alimentos de ese país.

Una postal viva

Se llama Viktualienmarkt y es uno de los mercados más entrañables que uno pueda visitar. Está a pocas calles del corazón de Múnich y se compone de una suma de pequeñas cabañas que ofrecen los productos típicos de la región y que van revelando sus tradiciones culinarias.

Ordenados y coloridos, los puestos de hortalizas, de setas y de condimentos constituyen atractivas postales. Y allí, en medio de los locales de ingredientes, aparecen pequeños restaurantes en los que vale la pena hacer una escala, probar una salchicha típica o comprobar por qué tiene tanta fama el chucrut.

SANCHO
Crítico gastronómico
elcalderodesancho@yahoo.com.co



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: