En El Guarataro cosen los uniformes para los escolares




Hace ocho años un grupo de costureras, habitantes del barrio El Guarataro, ubicado en la parroquia San Juan, del municipio Libertador, se organizaron y diseñaron una unidad de producción comunal, en el cual se confeccionan los uniformes que son distribuidos por el Gobierno Nacional, en las escuelas.

Norys Herrera, fue una de las vecinas que dirigió el nacimiento de este proyecto “la idea de crear esta unidad de producción la tuvimos después de conocer los programas sociales del fallecido Comandante Hugo Chávez, quien incentivaba que en las comunidades fueran creadas empresas de producción social, que recibirían por parte del Gobierno un primer apoyo financiero, para su desarrollo pero que posteriormente deberían asegurar con su producción, la sostenibilidad en el tiempo”.

En la comunidad de El Guarataro se llevo a cabo una consulta y se identificaron un grupo de mujeres con experiencia en el área textil, quienes aportaron sus ideas para diseñar el proyecto.

“Luego de haber definido nuestro proyecto nos presentamos en el Gobierno del Distrito Capital, encabezado en ese momento por Jacqueline Faría, quien nos otorgo los primeros recursos para la compra de maquinaria y materia prima, de ese momento ya han pasado ocho años y nuestro taller de costura no solo se ha mantenido, sino que además ha crecido, en maquinaria y personal”, dijo Herrera.

Actualmente la iniciativa comunitaria se conoce como la Empresa de Propiedad Social Directa Comunal “Antonio José de Sucre” y forma parte de la comuna que lleva el mismo nombre.

En las instalaciones en donde funciona el taller, también se cuenta con una frigorífico, que también ofrece un excelente servicio a la comunidad, en la venta de diferentes rubros.

Trabajan para los niños.

Desde el inicio de sus labores, las costureras del barrio El Guarataro han tenido la meta, de ayudar a confeccionar los uniformes escolares, que el Gobierno entrega a los niños y niñas de las escuelas públicas.

“En los primeros años colaboramos con la confección de los morrales escolares, ahora nos dedicamos a coser los pantalones, camisas, franelas y monos deportivos que reciben los niños de nuestra y otras comunidades de Caracas. También contamos con una tienda comunal, en donde nuestros vecinos pueden comprar tanto uniformes, así como otros productos textiles que fabricamos en nuestro taller, a precios solidarios”, señaló Jolimar Velázquez, encargada de la tienda.

Señalan este grupo de mujeres emprendedoras que, en el desarrollo de su trabajo han tenido que enfrentar algunos problemas, como es por ejemplo los altos costos de las telas y la materia prima, sin embargo no han parado su producción.

En el taller de costura también han enseñado el oficio a las amas de casas que han mostrado el interés de aprender un oficio.

Señalaron que de las instalaciones de este taller, con el apoyo de otras unidades de producción social, se llevo a cabo la confección de la Bandera Admirable, que mide 50 metros y que recorre las comunidades de todo la país, como un símbolo de libertad y soberanía del pueblo de Venezuela.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: