Garantizan educación y chamba a jóvenes



Más de 400 mil jóvenes se han incorporado al campo laboral y ahora al sistema educativo universitario, como parte de la nueva línea de acción de la Misión Chamba Juvenil, en los últimos dos años.

Leonardo Montezuma, viceministro de Organización y Participación Juvenil, informó durante el tercer proceso de inserción académica a través de la Misión, que fueron admitidos 25 bachilleres de 150 aspirantes, en lo que va de año.

El proceso se realizó en la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada (Unefa) y acotó que se ejecuta “según la oferta académica y laboral de las casas de estudio e instituciones públicas”.

Recalcó que en esta oportunidad ingresaron a la Unefa aspirantes en el área administrativa, académica y docente, tras un período de captación.

Los procesos de inserción están sujetos al calendario académico universitario y se ejecuta en grupos pequeños para asegurar el seguimiento, asistencia y orientación a los bachilleres o profesionales, con miras a consolidar “su crecimiento profesional, pues se desarrollarán en la carrera y ámbito laboral que ellos quieran”, indicó José Ochoa, responsable de Inserción Académica de la Misión Chamba Juvenil, en Caracas.

Esta experiencia se ha formalizado en el área metropolitana de Caracas como un piloto, mediante convenios con la Universidad Bolivariana de Venezuela, Unefa, instituciones politécnicas, entre otras, y se ha replicado con éxito en los estados La Guaira y Anzoátegui.

Entre las ofertas académicas con mayor demanda y con necesidad de servicios a la nación destacan enfermería, medicina, administración de empresas y hotelería, ingeniería de sistemas, eléctrica y química, arquitectura, estudios jurídicos y educación.

“Las universidades e instituciones públicas garantizan el incentivo económico, sistema de becas o asistencia social, así como la metodología de contratación, según las políticas internas. Queremos garantizar el desarrollo laboral completo de estos jóvenes”, enfatizó David González, responsable de la Inserción Laboral de la Misión.

El proceso de inclusión va dirigido a bachilleres de 16 años de edad, que posean el permiso de adolescente trabajador, el cual otorga el Consejo de Protección del Niño y Adolescente hasta los 35 años o edad productiva.

Una plataforma tecnológica o página web prepara el Viceministerio de Organización y Participación Juvenil, donde los jóvenes podrán conocer las ofertas de empleo en el sector público, mediante una suscripción, en la cual deberán reproducir su perfil personal, laboral y académico.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: