Golden State Warriors apostará por la sangre joven




Durante los últimos cinco años, los Golden State Warriors han sido uno de los equipos más dominantes en la NBA, gracias a una constelación de estrellas.

Sí, tenían más talento en la cima que cualquier otro equipo de la NBA, pero en los momentos críticos durante sus cinco viajes consecutivos a las Finales de la NBA, sabían que podían contar con su banca profunda, cargada de veteranos para apoyar a sus súper estrellas.

Pero los Warriors sufrieron una transformación dramática este verano. No solo se fueron Kevin Durant y DeMarcus Cousins, titulares All-Star de la NBA, sino también las reservas clave Andre Iguodala y Shaun Livingston.

El nuevo estatus de perdedor de los Warriors significaba que ya no eran un destino para los veteranos dispuestos a tomar un recorte salarial para perseguir un anillo casi garantizado. Eso significaba reemplazar su cacareada profundidad con novatos y jugadores jóvenes no probados, dejándolos con un nuevo lema: “Fe en los jóvenes”.

Los Warriors tendrán como principales “caballos” a Stephen Curry y Klay Thompson en la búsqueda de su séptimo título en la NBA.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: