Incendio forestal en Los Ángeles causa evacuaciones




Un incendio forestal de rápido crecimiento e impulsado por el viento arrasó el área del norte de Los Ángeles durante la noche, lo que activó las órdenes de evacuación obligatoria para decenas de miles de personas. Además, se cerraron al menos tres autopistas principales y los bomberos están interviniendo para intentar salvar hogares.

El incendio de Saddleridge, que comenzó el jueves y aumentó explosivamente alcanzando poco más de 750 hectáreas en la madrugada del viernes, se expandió a través de las autopistas 210 y 5 durante la noche mientras se extendía desde el Valle de San Fernando hacia los vecindarios del norte de Los Ángeles.

Un número indeterminado de viviendas quedaron destruidas, y se emitieron órdenes de evacuación obligatorias para más de 12.000 viviendas, a menudo mientras los ocupantes dormían, en y cerca del vecindario Porter Ranch de Los Ángeles, dijo el Departamento de Bomberos de Los Ángeles.

“Necesitamos que la gente se vaya ahora mientras puedan”, dijo este viernes temprano el jefe del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, Michael Moore.

Este es solo uno de los varios incendios en el sur de California alimentados por fuertes vientos de Santa Ana, con ráfagas de alrededor de 96 km/h. Muchas partes de la región están bajo advertencias de alerta roja, lo que significa un alto riesgo de incendio, hasta el viernes por la tarde.

El incendio de Saddleridge comenzó alrededor de las 9 pm ET y llegó a las autopistas 210 y 5, y algunas partes de los caminos se cerraron en ambas direcciones mientras las brasas naranjas iluminaban el cielo nocturno. A última hora del jueves había destruido 24,3 hectáreas; pero unas cuatro horas después, había crecido a más de 1.618,8 hectáreas, dijeron los bomberos.

Héctor Landeros, que vive en el vecindario Sylmar del norte de Los Ángeles, dijo que escuchó camiones de bomberos y carros de la Policía corriendo por las calles el jueves por la noche cuando las enormes llamas se acercaban.

“En algunas áreas, las calles han comenzado a vaciarse pero en la línea del frente la gente está mirando, esperando en la acera sin saber realmente qué hacer”. “Hay muchas personas que intentan ingresar a sus vecindarios”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: