IPS no autoriza órdenes a niño Wayú que padece cáncer linfático | IPS no autoriza órdenes a niño Wayú que padece cáncer linfático | EL UNIVERSAL




El niño Elvis Enrique Barros Ipuala, de 12 años, pertenece a la comunidad Wayúu. Es huérfano de madre, su padre tiene 80 años, es el menor de los hijos y vivía con su familia en Valledupar.

En enero fue diagnosticado con linfoma de Hodgkin (cáncer del tejido linfático. Este tejido se encuentra en ganglios linfáticos, el bazo, el hígado, la médula ósea y otros sitios).

El menor está afiliado a la Institución Prestadora de Servicios de Salud Dusakawi IPS, es una entidad que brinda atención a las comunidades Indígenas. Pero no está garantizando los derechos del niño y no está autorizando lo que requiere.

“Por negligencia de la IPS en la atención inicial de su diagnóstico oncológico tuvieron que desplazarse a Cartagena para ser tratado. Él ya terminó el tratamiento con quimioterapia pero no es todo, él tiene que consolidar su tratamiento con radioterapia”, sostiene una persona que les ha brindado ayuda pero pidió que su nombre no fuera revelado.

Sus hermanas más jóvenes son las que están frente al caso de Elvis. Incluso una de ellas se desplazó a Cartagena para ayudarlo con el tratamiento.

“Llevamos una lucha con la IPS pero no tenemos dinero para viajar a Valledupar donde está la entidad, todo lo hacemos por teléfono o correo pero no hay ninguna respuesta. Hace más de siete meses estamos acá en Cartagena cuando se dio el diagnóstico y empezó la quimioterapia”, manifiesta Aminta Barros Ipuala, hermana de Elvis.

Urge un PET TC y radio
A Elvis se le ha solicitado un estudio especializado que necesita con urgencia, un PET TC y radioterapia.

PET TC es un estudio de medicina nuclear y tomografía computarizada para detectar actividad cancerosa. Permite hacer un diagnóstico sobre el estado del mismo con una fiabilidad del 90-95 %. PET, muestra una imagen fisiológica y de actividad molecular del cuerpo. CT: muestra una imagen anatómica de los tejidos, huesos, cerebro, tórax, del paciente.

La IPS tiene en sus manos hace más de dos meses el pedido pero no autoriza nada.

“Lo último que dijeron era que había que hacer un pago anticipado para el PET y que no contaban con el dinero para pagarlo. Siempre nos dicen que esperemos. No nos dan ninguna otra opción, tenemos que esperar el tiempo que ellos quieran”, dice impotente su hermana Aminta.

Mientras la persona que los está ayudando narra “según ellos no tienen contrato en Cartagena. Supuestamente tienen contrato en Barranquilla pero hace más de dos meses no se pronuncian ni se ponen frente al caso”.

Indiferencia
Elvis terminó la quimio y requiere del PET TC y órdenes para radioterapia pero la IPS se ha hecho la indiferente, ni ordena los controles con oncología ni radiología.

Ahora aparecieron unas tumoraciones abdominales que él ya no tenía, lo que obliga a una biopsia para saber de qué se trata, y si se encuentra progreso en la enfermedad, necesitaría un segundo tratamiento con quimio.

“Hoy dicen que mandan mañana la autorización, mañana dicen que al otro día, siempre es así. Ya ni contestan el teléfono”, Aminta Barros, hermana de Elvis.

Es una población vulnerable, es un paciente afiliado a la IPS, la familia quiere tener una luz de esperanza pero ha sido fallido.



















MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: