La esterilización en gatos. ¿Qué beneficios tiene?




Según datos de 2015, en España más del 8% de los hogares tiene al menos un gato, lo que se traduce en el que haya alrededor de 2,3 millones de estos animales en nuestro país. 

Aunque los gatos se adaptan muy bien a la vida en el hogar, debemos recordar que estos animales son muy territoriales y que, a pesar de estar domesticados, mantienen intactos sus instintos sexuales y reproductivos, lo que puede traer serios problemas de convivencia. Además, si tienen oportunidad, se reproducen con mucha facilidad y suelen tener muchas crías. No hay más que ver cómo proliferan los gatos callejeros.

 Para evitar estos inconvenientes, la mejor opción, recomendada por la mayoría de los veterinarios, como el Colegio de Veterinarios de Madrid, es la de esterilizarlos. Además de evitar camadas indeseadas y problemas de comportamiento, les ahorraremos muchos problemas de salud. Estas son las principales razones para esterilizar a tu gato:

1.- Combatir la superpoblación. El abandono de mascotas es un grave problema en España, y las camadas indeseadas son el principal motivo de estos abandonos. Según los últimos datos de la Fundación Affinity, en total, se abandonan 138.000 animales en España, casi 34 mil de ellos, gatos. Teniendo en cuenta que una gata puede entrar en celo 2 o 3 veces al año, y que cada camada puede tener una media de cuatro gatos, esterilizándolas evitamos una media de 12 gatitos por hembra al año. En caso de los gatos, evitaremos que se escape y deje preñadas a gatas callejeras y que aumente así el número de gatos en colonias callejeras.

2.- Evitar problemas conductuales. El celo provoca en los gatos ciertas conductas que pueden provocar problemas de convivencia y mucho malestar en los animales si no llegan a aparearse. Tanto las hembras como los machos intentarán escaparse, lo que puede provocar extravíos. La esterilización evitará esta tendencia a escaparse, son menos territoriales y agresivos y, sobre todo en las hembras, reduce el estrés la ansiedad que les provoca no aparearse y que, en ocasiones, les lleva a dejar de comer o a vomitar. En los machos, elimina casi por completo s tendencia a orinar por la casa para atraer la atención de las hembras.

3.- Reducir varios problemas de salud. Esterilizar a los gatos les puede evitar serios problemas de salud y, por tanto, contribuye a que su vida sea más larga y plena. Problemas como:

•Cáncer. La esterilización reduce drásticamente e incluso a veces evitar ciertos tipo de cáncer. El riesgo de padecer cáncer de próstata en gatos se reduce hasta en un 70-80%, evitar el testicular, y, en el caso de las gatas, se reduce hasta un 95% el riesgo a sufrir cáncer de mama y el de cuello de útero.

•Otras enfermedades relacionadas con aparato reproductivo, como piometra, ovarios poliquísticos, embarazos psicológicos y metritis en gatas; y prostatitis, adenomas y hernias perianales, en machos.

•Problemas urinarios. Tanto en hembras como en machos se reduce la posibilidad de sufrir cistitis.

Aunque compensa, esterilizarlos también puede acarrear algún problema de salud, como la tendencia a la obesidad o el riesgo de padecer cálculos renales, pero son fácilmente prevenibles con una dieta adecuada.

Las gatas están en celo varias veces al año y tienen varios cachorros en cada camada.
Congerdesign/Pixabay

En qué consiste la esterilización

La esterilización es el procedimiento quirúrgico muy sencillo llevado a cabo por un veterinario que elimina la capacidad de los animales de reproducirse y que suele realizarse sin complicaciones. Es distinto si se realiza en hembras que en machos.

•En hembras se puede realizar de dos modos: con una ovariectomía (extirpación de los ovarios) o ovariohisterectomía (además de los ovarios, se extirpan trompas y cuello del útero).

•En machos es más sencilla y menos invasiva, pues consiste en la extirpación de los testículos mediante una pequeña incisión en el escroto.

Después de la operación habrá que tomar una serie de recomendaciones para que el postoperatorio sea lo más breve posible y no surjan complicaciones, sobre todo en el caso de las hembras, pues su operación es más invasiva y estarán convalecientes al menos tres días, incluso pueden quedarse ingresadas en la clínica. Los machos pueden retomar su actividad normal un día después y se van a casa de inmediato.

Lo ideal es esterilizar a los perros antes de que alcancen la madurez sexual

Cuándo realizarla

La recomendación general es esterilizarlos en torno a los seis y ocho meses de edad, antes de que se alcance la madurez sexual, que ocurre entre a los seis meses y un año en las hembras y un poco más tarde en los machos. 

Sin embargo, algunos recomiendan que nunca se haga antes de los cuatro meses debido a que son más vulnerables y pueden sufrir problemas de hipotermia durante la operación. Lo mejor es consultar a su veterinario, para que nos oriente sobre cuándo es el momento idóneo para hacerlo.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: