La Organización Mundial de la Alergia desarrollará actividades preventivas



“Esta semana tiene la finalidad de hacer conciencia ante la población sobre el gran problema de salud en el que se están convirtiendo las alergias”, informó la alergólogo.   

La alergia en general es una defensa del organismo en contra de sustancias extrañas y externas que penetran en el cuerpo. Esas sustancias pueden ingresar al cuerpo por diferentes conductos: por el aparato digestivo (alimentos y medicinas), por el respiratorio (inhalación), y por absorción o penetración por la piel (contacto, inyecciones, picaduras). 

“En cuanto el sistema inmune detecta estas sustancias como extrañas lo primero que hace es intentar neutralizarlas. Las personas que no padecen de ninguna alergia en particular son tolerantes a la presencia en su organismo de la substancia o cuerpo extraño. Contrariamente, las personas alérgicas tienen una respuesta inmunológica exagerada al ponerse en contacto con estas substancias o cuerpos extraños. Por ello, las alergias alimentarias (hipersensibilidad alimentaria) es una reacción contraproducente del sistema de defensa (sistema inmunológico) que presenta un individuo tras la ingestión, contacto o inhalación de un alimento en particular”, explicó la doctora.  

Sanchéz agregó que: “el tipo de respuesta más frecuente en los pacientes con este padecimiento es la respuesta inmune mediada por los anticuerpos del tipo IgE, que producen reacciones inmediatas: vómitos con o sin diarrea, dolor abdominal tipo cólico, prurito, dermatitis atópica, hinchazón de labios, boca, lengua, cara y/o garganta, urticaria, enrojecimiento de la piel o eccema, congestión nasal, estornudos, tos, asma o dificultad para respirar y la anafilaxia en casos extremos.” 

Alimentos más comunes que producen alergias

Las personas que sufren de alergias alimentarias generalmente no toleran ni siquiera una pequeña cantidad del alimento que induce el estado alérgico. Existen unos ocho alimentos que se encuentran más frecuentemente implicados en alergia, como lo son la leche, el huevo, los frutos secos, los cereales, leguminosas y el pescado.  

Diferencia  entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria

“Las personas suelen confundir con frecuencia la alergia alimentaria con la intolerancia alimentaria. A pesar de que ambas coinciden en algunos de los efectos y síntomas provocados, no son iguales. De hecho, la intolerancia a ciertos alimentos es un problema menos grave, pero sin duda molesto e incómodo. El tipo más común es la intolerancia a la lactosa, es decir, la dificultad para digerir el azúcar natural de la leche por una deficiencia enzimática en el intestino delgado”, informó la doctora.  

Los síntomas más destacados

Náuseas, retortijones, hinchazón del vientre, gases o diarrea de olor fétido, que pueden aparecer a los 30 minutos o dos horas después de haber bebido leche. 

Existen datos muy interesantes sobre la alergia alimentaria y otros trastornos asociados que la acompañan. Por ejemplo, se ha descrito que los niños con alergia alimentaria tienen 2,3 veces más probabilidad de tener asma, 2,3 veces más de tener dermatitis atópica y 3,6 veces más de tener alergia respiratorias, de allí la importancia acudir a un especialista (el Alergólogo o el Inmunólogo Clínico) cuando una persona presente síntomas de alergia alimentaria de manera de precisar que tipo de alimento induce el estado alérgico y proporcionarle el tratamiento adecuado. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: