La Sinfónica Libre de Quibdó le canta al Pacífico – Música y Libros – Cultura




Los maestros tradicionales del Pacífico Constantino Herrera y Carlos Lagares saben de las músicas de este rico territorio. De ahí la importancia de su aporte y su presencia en el concierto que se llevará a cabo este 14 de julio en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, de Bogotá.

En esta presentación, la Orquesta Sinfónica Libre de Quibdó, la Orquesta Batuta Bogotá y el Coro Juvenil Batuta San Rafael serán los encargados de interpretar varias de las más bellas canciones de la tradición oral del Pacífico, en ritmos como alabao, son chocoano, currulao, rumba, bunde, abozao y bambazú.

El programa incluye La banda y Los espantos, de Zully Murillo; El chocoanito inconforme y El birimbi, de Neilvo J. Moreno; A la memoria de Justino, de la maestra Inés Granja; La jaiba, de Madolia de Diego Parra; los tradicionales San Antonio, Tres días antes de morirme, Dios te salve y Hermanito devoto, y La vamo a tumbá y La arrechera, de Octavio Panesso Arango.

Bajo la dirección del maestro Carlos Eduardo Escalante, serán 156 músicos en escena haciendo un recorrido sonoro por los paisajes del Pacífico colombiano, que incluye ríos, selva, biodiversidad y mar.

La Orquesta Sinfónica Libre de Quibdó es para Batuta un proyecto incluyente y está integrada por niños, adolescentes y jóvenes afrocolombianos, mestizos e indígenas. Tiene instrumentos sinfónicos (cuerdas, vientos y percusión) y propios de la tradición musical del Pacífico. Además, “combina el formato instrumental con el coral, lo que permite que la orquesta sea multiplicadora y expositora de la cultura chocoana mediante una forma de producción sonora única en el país”, informa Batuta.

María Claudia Parias Durán, presidenta ejecutiva de la Fundación Nacional Batuta, agrega que “este concierto representa una oportunidad única para dar a conocer al público de Bogotá el resultado de un trabajo muy comprometido en la formación musical de calidad de los niños y jóvenes tanto del Chocó como de la capital colombiana”.

Y afirma: “Además, es una ocasión para poner en escena la importancia que tiene conformar redes de conocimiento y de afecto: eso es lo que logra Batuta cuando se propone romper las barreras geográficas, culturales y sociales en favor del poder transformador de la música”, pues los niños y jóvenes chocoanos estarán con sus pares de Bogotá, en un encuentro en el que la música es el centro.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: