Leyes de prosperidad



I Gastar

Al comprar hazte esta pregunta: ¿Realmente necesito eso? Esta ley nos permite controlar nuestros deseos evitando los excesos. Es usual gastar más de lo que ganamos. El propósito de esta ley es enseñarte a ser paciente, cauteloso y mesurado con lo que decides comprar.

Es importante estar conectado con tu misión de vida, cuando sientes esta conexión el dinero llega con mayor placer. Siempre que vayas a gastar pregúntate:

¿Esto de verdad me genera disfrute? ¿Lo estoy haciendo con un plan predeterminado? ¿Necesito este objeto? ¿Solo lo quiero comprar por buscar aprobación? Después de evaluar lo que te ocurre con esa compra, puedes hacerla siempre que sea para tu placer, bienestar o requerimiento, nunca para conseguir aprobación. Evita la restricción de tu crecimiento espiritual y financiero. La Ley del Gastar decreta que tus inversiones o compras tienen que nutrirte y llenarte a ti y en consecuencia a los tuyos.

II Ahorrar

La ley más importante y difícil de cumplir. Es una costumbre que se debe construir mientras se es pequeño con la ayuda de los padres o fomentarla si se es adulto. La conciencia de ahorrar debe desarrollarse para disfrutar de viajes, cenas, juguetes, objetos o inmuebles. Jamás ahorrar para un por si pasa algo malo. Se debe ahorrar con propósitos claros y hay que ser planificados: tener la cuenta de ahorro para ese fin y controlar ingresos y egresos. Hay que prepararse para recibir todo lo bueno y dejarte sorprender de todas las ganancias extras que la vida tiene para cumplir el deseo que anhela tu alma.

A través del conocimiento de tu mapa energético sabes cuál es la coordenada de la profesión, amor, familia, dinero, salud, placer, estudios y consolidar el éxito. Hasta el próximo encuentro y que cada día sean más prósperos, tu amiga especialista y asesora.

@ros.fengshui

La entrada Leyes de prosperidad se publicó primero en Últimas Noticias.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: