Lina Benedetti en New York Fashion Week: indescriptible | EL UNIVERSAL




Era el destino diciéndole a gritos que sí, que había acertado y que definitivamente estaba en el camino correcto. Eso pensó Lina Benedetti al ver cómo sus diseños protagonizaban una pasarela de la Semana de la Moda de Nueva York, uno de los eventos más importantes de la industria en el mundo. La diseñadora cartagenera participó con su marca, Benedetta, en el primer día del evento que se realiza entre el 6 y el 14 de septiembre, y que reúne a lo mejor de la industria. El desfile, en el que se mostraron los bikinis diseñados por Lina y su equipo, se realizó el 6 de septiembre pasado durante la apertura de NYFW y fue una colaboración con 209 Mare, una marca de lujo basada en Milán, Italia, y creada por el diseñador bogotano Federico Uribe.

¿Cómo llegaste participar en la NYFW?

– La oportunidad se dio porque yo he participado en otras ferias (como la de París y la del Swim Show en Miami) y hace quince días me llamó mi amigo Federico Uribe. Me propuso que participáramos juntos en la Semana de la Moda de Nueva York, el desfile fue en colaboración… Todo fue flash, me llamó exactamente hace quince días, un lunes en la noche, y me dijo: ‘¿Qué te parece si hacemos esto?’, le dije ‘dale, de una, me encanta’. Fue bueno que todo pasara tan rápido porque yo acababa de lanzar la colección Spring 2020 en Miami. Esta colección, la que presentamos en Nueva York, se llama Chao Amore (Hola Amor en italiano), es un tributo al amor y al rock and roll. Es una pareja muy pasional, llena de emociones, una montaña rusa de emociones, se mezcla el amor y el romanticismo con la pasión, con emociones buenas y malas.

¿Qué sentiste al ver tus diseños en pasarela?

-No, pues, eso fue lo más emocionante. Creo que fue la noche más emocionante de mi vida, ver mis diseños en la pasarela más exigente del mundo fue una satisfacción, una mezcla de emociones. Primero, el estrés del pre, vistiendo a las modelos, viendo que todo estuviera perfecto, tienes solo una oportunidad para que todo te salga bien, no puedes no hacerlo bien cuando tienes 500 fotógrafos al final de la pasarela, cuando los medios están ahí, pero yo estaba muy segura de mi colección, los diseños ya estaban listos, fue una mezcla muy chévere de emociones. Al final, caminamos Federico y yo por la pasarela, y fue indescriptible.

Lina estudió Diseño de Interiores en Atlanta y ejerció su carrera por unos ocho años en Miami; hizo un máster en Moda en Madrid y también vivió en Milán mientras estudiaba italiano y Diseño de Modas.

La diseñadora cuenta que un domingo simplemente se encontró cansada del Diseño de Interiores y decidió cambiar. “¿Qué me gusta? Bueno, me encanta la moda, el mar, soy de Cartagena, paso la mitad de mi vida en bikini y así fue como nació. Dije: ¡Voy a hacer bikinis!”, dice y confiesa que siempre le gustó la moda, pero que durante mucho tiempo pensó que “no era una carrera de verdad”.

Y a propósito de esa visión superficial de la moda, Lina nos cuenta que esa noche, la de la pasarela, recordó un momento especial para su carrera. “Pensé en el día que hablé con mi abuela, hace años, cuando empecé a estudiar en Estados Unidos y le dije que a mí me gustaba la moda, pero que eso no era una carrera. Ella me dijo que la moda es arte, es belleza, nos expresamos con la moda, comunicamos”.

Por eso, participar en la Semana de la Moda de Nueva York, más que un sueño cumplido, fue para Lina reafirmar su sueño de toda la vida.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: