Llegada de príncipe Bin Salmán a Argentina, primera polémica del G20 – Latinoamérica – Internacional




Una grúa roja que instala vidrios blindados en las ventanas de la embajada saudí en Buenos Aires. Una denuncia de la organización Human Rights Watch que pide a la justicia argentina detener al príncipe Mohammed bin Salmán por crímenes de guerra. Y la llegada del sucesor de la monarquía de ese país, a las 7:30 a. m., a la capital argentina para participar en el G20, en medio de seguridad redoblada tras el fiasco de la Copa Libertadores que dejó al país en duda de si está preparado para un evento de esta magnitud.

Así fue la antesala a la Cumbre de líderes del G20, que comienza este viernes con la presencia de mandatarios como Donald Trump, Xi Jinping, Emmanuel Macron, Vladimir Putin, Theresa May y Recep Tayyip Erdogan, entre otros.

Cada uno con su propia historia, aunque hasta ahora es la denuncia que estudia la justicia argentina contra Bin Salmán lo que más causa polémica.

¿Podrían detenerlo? En la denuncia de HRW se señalan “violaciones de derechos fundamentales reconocidos por el derecho internacional, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, así como la impunidad de la que gozan los responsables de graves delitos internacionales” en las que habría participado Bin Salmán. Los hechos habrían tenido su génesis en marzo del año 2015, hasta la actualidad”, se lee en el dictamen del fiscal argentino Ramiro González, quien lleva el caso.

Esto quiere decir que no se trata solo del caso del columnista de The Washington Post, Jamal Khashoggi, asesinado el pasado 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudí en Estambul (Turquía).

El documento de HRW, conocido por EL TIEMPO, tiene catorce páginas en las que se refieren a todo tipo de crímenes de guerra, por su intervención militar en Yemen. Arabia Saudí lidera la coalición que enfrenta a los hutíes, que se levantaron en armas contra el gobierno suní.

“Human Rights Watch ha documentado alrededor de 90 ataques aéreos posiblemente violatorios del derecho internacional cometidos por la coalición desde 2015, los cuales han afectado hogares, mercados, hospitales, escuelas y mezquitas”, dice el documento presentado en la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n.º 7 de Buenos Aires.

De acuerdo con la denuncia, “en agosto de 2018, la coalición liderada por Arabia Saudí mató al menos a 26 niños e hirió al menos a otros 19 que estaban en un autobús escolar o próximos a este en el norte de Yemen”.

En agosto de 2018, la coalición liderada por Arabia Saudí mató al menos a 26 niños e hirió al menos a otros 19 que estaban en un autobús escolar o próximos a este en el norte de Yemen

La guerra en Yemen también es conocida como la guerra del hambre, y por eso la denuncia indica también que la coalición liderada por Arabia Saudí bloquea la asistencia humanitaria y pone en riesgo de muerte a cerca de 14 millones de personas.

La denuncia también apunta a tortura a ciudadanos saudíes que “incluyeron descargas eléctricas, azotes en los muslos y agresiones sexuales”.

¿Qué dice la justicia argentina? La Constitución reconoce la jurisdicción universal por crímenes de guerra y torturas, así que está facultada para investigar. Sin embargo, a juzgar por el recibimiento a Bin Salmán por parte del ministro de Exteriores, Jorge Faurie, y la seguridad del príncipe, en Argentina muchos dudan que la detención pueda ser posible.

¿Será detenido? Esa fue la pregunta que más se le hizo a Reed Broddy, abogado de Human Rights Watch. “No sé, entiendo que por la situación política con el G20 sería enorme hacer eso, pero eso compete a la justicia argentina. Hace años, en el caso de Pinochet en Londres, Argentina adquirió compromisos con los derechos humanos. La convención contra la tortura obliga a los Estados a que tomen las medidas para que puedan responder ante la justicia”, dijo Brody.

La convención contra la tortura obliga a los Estados a que tomen las medidas para que puedan responder ante la justicia

Ayer, el fiscal González realizó un pedido de informes internacionales sobre la existencia de procesos en trámite en Arabia Saudí y determinar el estatus del heredero. La respuesta podría tardar tanto que el caso de Salmán no se resolvería durante su paso por Buenos Aires.

CATALINA OQUENDO
Para EL TIEMPO
Buenos Aires



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: