Los jóvenes tiran de Internet para informarse sobre sexo y los expertos demandan más charlas en colegios




Internet y los amigos son las principales fuentes de formación sobre sexualidad entre los jóvenes de 16 a 25 años. Esta es una de las conclusiones de la Encuesta Nacional sobre Salud Sexual y Anticoncepción entre los Jóvenes españoles que ha publicado este viernes la Sociedad Española de Contracepción (SEC).

Del informe, que se ha realizado a partir de las respuestas facilitados por 1.200 jóvenes en julio, se extare que el 47,8% de los consultados considera Internet como la fuente de información más adecuada sobre temas sexuales, mientras que un 45,5% afirmó que su primera fuente de información son los amigos, por delante por delante de los profesores (28%), la madre (23,1%) o el padre (12,4%).

Los chicos eligen en primera posición a la web (50,7%), mientras que las mujeres se fían más de sus amigos (46,9%). En ambos sexos, sin embargo, la madre inspira más confianza que el padre a los jóvenes para hablar sobre sexo.

“Lo más preocupante del estudio es la falta de información y formación. No les estamos formando en sexualidad porque muchas AMPAS y colegios se oponen. Por eso, los jóvenes reconocen que no saben lo suficiente y acuden a los sitios más fáciles, como amigos e Internet”, ha reflexionado la presidenta de la SEC, Paloma Lobo Abascal, durante la presentación del informe este viernes en Madrid.

En este sentido, el 68,5 por ciento de los jóvenes encuestados cree que la formación que ha recibido sobre sexualidad “no es suficiente”, especialmente entre las chicas (74,5%).

“Evitar machismo y violencia”

Aunque el 72 por ciento de los jóvenes españoles refiere haber recibido formación específica y reglada sobre sexualidad, los expertos de la Sociedad Española de Contracepción han criticado la escasa presencia de cursos y charlas en colegios e institutos. “Tenemos que educarles en las escuelas en sexualidad y afectividad. Así, se podrían evitar muchas situaciones futuras de machismo, violencia o sexismo“, ha insistido la doctora Paloma Lobo Abascal.

A este respecto, el presidente de la Fundación Española de Contracepción, José Ramón Serrano, ha reconocido que muchos jóvenes “acuden a la pornografía” como fuente de información, pero ha incidido en que “eso no es educación sexual”. “Los chicos, por ejemplo, se sienten obligados a ser una ‘máquina’ sexual, y eso es lo que se ve en las películas porno, nada relacionadas con la empatía, por ejemplo”, ha lamentado.

En este sentido, los encuestados reconocen que los profesionales de centros de orientación (34,5%) y los profesores (27,5%) deberían ser sus primeras fuentes de información, y no Internet y los amigos, como sucede hasta ahora. El estudio también ha realizado dos grupos de discusión con jóvenes para analizar cualitativamente sus pensamientos, que han revelado que su conocimiento recibido sobre sexualidad resulta “escaso, con poca continuidad en la información y mal tratado”. Además, admiten “cierto pudor” para tratar este tipo de asuntos en el ámbito familiar, al que solo recurren “como última opción y sólo en caso de emergencia o situaciones límite“.

Edad media de inicio

Globalmente, la edad media de inicio en las relaciones sexuales es de 16,7 años, y el 73,4 por ciento de los jóvenes afirma haber mantenido relaciones sexuales coitales. La edad de la pareja con la que mantuvieran su primera relación sexual completa (con penetración) se sitúa un año y medio por encima de la suya. Sin embargo, solo el 30 por ciento de las chicas realizan una valoración positiva de esa pérdida de la virginidad, mientras que el porcentaje sube hasta el 55,1 por ciento de los hombres.

En cuanto al número de relaciones sexuales a la semana, el 32,4 por ciento de los jóvenes responde que durante los últimos meses no las han mantenido. El 20,6 por ciento afirma que una vez semanal, el 17,7 por ciento dos a la semana, el 13,7 por ciento 3 y el 15,5 por ciento cuatro o más.

El 76,4 por ciento de los jóvenes se considera heterosexual, el 11,5 por ciento bisexual, el 7,5 por ciento homosexual y un 0,4 por ciento asexual. La orientación homosexual es del 11 por ciento entre los hombres frente al 3,7 por ciento en las mujeres. Por el contrario, el 15,7 por ciento de las mujeres se consideran bisexuales, en contraste con el 7,3 por ciento de los hombres.

Uso de anticonceptivos

Como en anteriores encuestas de la SEC, el método anticonceptivo más utilizado por los jóvenes es el preservativo (52%). Le siguen la píldora (22,8%) y la ‘marcha atrás’ (4,2%). Un 28,4 por ciento no utiliza ningún método: un 21 por ciento porque no tiene relaciones sexuales, el 1,2 por ciento porque no puede tener hijos y el 6,2 por ciento no utiliza ningún método a pesar de tener sexo.

Al respecto, el 76,4 por ciento de los jóvenes asegura que utiliza métodos anticonceptivos en todas sus relaciones sexuales, si bien un 23,6 por ciento no lo hace en todas las ocasiones. Esta práctica de riesgo se incrementa entre los hombres (25,3%) y los jóvenes de 16 a 18 años (26,3%).

Según esta encuesta, el 28,4% de los jóvenes de entre 16 y 25 años no utiliza ningún método en sus relaciones sexuales. Las razones: un 21% porque no tiene relaciones sexuales, el 1,2% porque no puede tener hijos, y el 6,2% no utiliza ningún método a pesar de mantener relaciones sexuales.

A razón de estas cifras, José Ramón Serrano ha defendido a los adolescentes: “No son locos descerebrados. Son conscientes de que tienen que tomar medidas“.

Para el 71,3 por ciento de los jóvenes, el preservativo es un método para evitar riesgos de embarazo, a la vez que riesgos de enfermedades de transmisión sexual (ETS). En concreto, el 15,3 por ciento lo elige para evitar las ETS y el 15,5 por ciento como forma no producir la fecundación.

En cuanto a la ‘píldora del día después’, que este 2019 cumple diez años en España dentro de la venta libre en farmacias, el 71,1 por ciento no ha tenido que recurrir en ninguna ocasión a esta anticoncepción de urgencia, frente al 29,7 por ciento que sí. El 14,4 por ciento de los jóvenes de 16 a 18 años la ha utilizado alguna vez. Esta cifra se incrementa hasta el 19,9 por ciento entre los de 19 a 21 y llega al 34,1 por ciento entre los 22 y 25 años.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: