Maria auxiliadora, reinado de independencia, fiestas de independencia, reinas. | EL UNIVERSAL




Con una gran sonrisa y luciendo un atuendo en el que tenía pintados los instrumentos que sabe tocar, gaita, tambor alegre, tambora, Elisa Torriente Caraballo nos abrió las puertas de su humilde casa en María Auxiliadora, la cual decidió pintar con motivo de Fiestas porque quiere que desde ya su barrio se contagie del ambiente festivo. Confiesa con la voz entrecortada que hace unos 17 años se radicó en este sector después de que ella y su familia fueran desplazados por la violencia del corregimiento Libertad, Sucre, sin embargo el ‘rato amargo’ lo pasó refugiándose en una de sus grandes pasiones: la danza. “Vivimos alquilados aquí. Nos ha tocado difícil por eso hablo de la danza porque es transformadora”, expresa la reina.

¿Por qué participar en el Reinado de la Independencia?

Mi idea principal era incentivar a los jóvenes a trabajar por la cultura y a desarrollar un sentido de pertenencia por las Fiestas de la Independencia. Soy bailarina y mi idea principal es que se fortalezca la parte de la danza. Antes de estar en el reinado vengo trabajando en Asorbol, Asociación de Sordos de Bolívar, donde le enseño a bailar a niños sordos.

¿Cuáles son las principales problemáticas que afectan a María Auxiliadora?

Hay demasiados jóvenes en drogadicción. No tenemos pandillas. Hay una cantidad alta de niñas con embarazos a temprana edad.

¿De qué se trata tu proyecto sociocultural?

Mi proyecto es enseñarle a bailar a niños sordos. Empezó con 20 y llevamos ya 40. Estamos en busca de recursos y espacios porque queremos que se convierta en una corporación. Hay cinco docentes.

¿Qué tanto te ha cambiado la vida tras ser admitida en el Reinado de la Independencia?

Ha sido una cosa loca pero esto no se compara a mi carrera como bailarina. Todo el tiempo hemos estado en tacones. Nunca en mi vida había sonreído tanto pero me encanta demasiado compartir con los niños. Esto me ha dado la oportunidad de visibilizar los procesos que venía adelantado como el trabajo con los niños de Asorbol.

¿Cuál ha sido la principal lección que has recibido en este tiempo?

Lo principal ha sido vivir desde una perspectiva diferente el reinado. Antes todo era como una espectadora. Me queda no juzgar sin saber, nadie sabe todo lo que vivimos. También las humillaciones por el feo que nos hacen algunas personas.

¿Cómo fue la reacción de la comunidad?

Este barrio es muy apático a las reinas y a las Fiestas de la Independencia pero este año he cambiado un poco lo que ha venido pasando, he tenido una gran acogida que me tiene sorprendida.

¿Cuál es el día que te tiene con más expectativa?

El día del bando porque me imagino desde ya bailando. Yo me tengo que bajar a bailar. No tengo palabras para todo lo que quiero ese día.

¿Cómo describes a los jóvenes de tu generación?

Nosotros somos jóvenes adictos a la tecnología, hemos dejado a un lado las tradiciones como bailar una cumbia, escuchar un bullerengue. Califico a mi juventud como unos ‘descuidados’ porque estamos perdiendo lo más lindo que tenemos.

¿Cómo debe ser la nueva Reina de la Independencia?

Debe ser muy humana, humilde, sencilla y apasionada porque si no te gusta, no puedes estar aquí. Este es un reinado cultural y debe estar vinculada a esta.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: