“Mata a más de 3.000 estadounidenses, pero sigue siendo su cliente”: Zarif critica la hipócrita asociación entre Washington y Riad




Tras recientes declaraciones del asesor de seguridad nacional de EE.UU., John Bolton, quien dijo que Washington nunca permitirá a Teherán desarrollar armas nucleares, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, respondió afirmando que el país norteamericano no tendría reparos al respecto si la república islámica se convirtiera en su Estado “cliente”, a la manera de Arabia Saudita.

Mata a más de 3.000 estadounidenses, pero sigue siendo un cliente de Estados Unidos y puedes tener armas nucleares, incluso obtener ayuda para adquirirlas”, tuiteó Zarif, en aparente referencia al hecho de que la mayoría de los presuntos secuestradores de aviones que fueron acusados ​​de llevar a cabo los ataques del 11-S eran ciudadanos sauditas.

En contrapatida, denunció el ministro iraní, “si rechazas inclinarte ante los caprichos del llamado Equipo B [en alusión a la Administración Trump y sus aliados de Oriente Medio], ni siquiera puedes poseer energía nuclear pacífica”.

“Aparentemente, no importaría que ‘Irán esté matando al Estado Islámico’, siempre que los clientes estadounidenses lo armen”, concluyó el canciller.

A mediados de julio, Irán afirmó que aunque “nunca” ha iniciado una guerra, lanzaría una repuesta “devastadora” en caso de ser atacado. Zarif, a su vez, afirmó recientemente que “el espacio para la negociación estará completamente abierto” una vez que EE.UU. levante las sanciones.

Este miércoles, el Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso sanciones contra el ministro de Exteriores iraní por actuar en nombre del líder supremo de la República Islámica, el ayatolá Alí Jameneí. “Javad Zarif implementa la agenda imprudente del líder supremo de Irán, y es el principal portavoz del régimen en todo el mundo”, comunicó el organismo.

En respuesta, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán ha declarado este jueves que EE.UU. impuso sanciones contra su jefe, Javad Zarif, porque “teme” sus habilidades negociadoras.

El pico de la estupidez y la inconsistencia de los líderes estadounidenses está en un punto en el que no reconocen a Zarif como una persona influyente en la política de Irán, ¡pero con la máxima ignorancia lo sancionan!”, ha señalado el vocero del ministerio, Abbas Mousavi.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: