Nueva boda en la realeza británica: Llegó el turno de Beatriz de York, la prima incómoda de Kate Middleton





Foto: vía Instagram (@theroyalfamily).

 

Este jueves 26 de septiembre la Casa Real británica anunció el compromiso matrimonial de la princesa Beatriz de York con Edoardo Mapelli Mozzi, quienes se comprometieron en un fin de semana en Italia a inicios del mes.

Por Infobae

La boda se realizará en 2020, pero los detalles serán revelados más adelante. La pareja compartió su alegría en un comunicado: “Estamos emocionados de embarcarnos en esta aventura juntos, no podemos esperar a estar casados”.

Los futuros esposos presumieron que comparten interéses y valores, por lo que están seguros de que podrán forjar un matrimonio de muchos años, lleno “de amor y felicidad”.

De acuerdo con el comunicado, la familia del novio, la señora Nikki Williams-Ellis y el señor Alessandro Mapelli Mozzi dijeron: “Estamos encantados sobre el compromiso de Edoardo y Beatriz. Nuestra familia ha conocido a Beatriz por casi toda su vida. Edo y Beatriz están hechos el uno para el otro, y su felicidad y amor está a la vista. Comparten un lazo increíblemente fuerte y unido, su matrimonio solo fortalecerá lo que ya es una relación maravillosa”.

Sarah Ferguson, madre de la futura novia, compartió algunas imágenes que tomó su hija Eugenia y Misan Harriman.

“Sé lo que una madre siente, así que tengo lágrimas de aegría. Estoy muy orgullosa de estas noticias sensacionales. Andrew y yo somos muy suertudos de tener a dos geniales yernos”, escribió la ex esposa del príncipe Andrés, duque de York.

A través de Instagram, el emocionado futuro esposo y miembro de la familia Real británica, escribió: “Nunca estarás sola mi amor, mi corazón es tu hogar. Mano a mano, hoy, mañana y para siempre”.

Pero al inicio de su romance se hizo un escándalo por el pasado de Edoardo, que no tendría muy contenta a la reina Isabel II. Y es que el joven estuvo compartiendo su vida con una glamorosa china-estadounidense llamada Dara Huang, con quien tiene un hijo de dos años, Christopher Woolf.

Según contó la madre de Dara en una entrevista para el Daily Mail, la joven tuvo que abandonar el departamento que compartía con Edoardo para irse a vivir al sofá de una amiga.

Lily hubiera esperado que el niño estuviera con su padre en la casa que compartían, donde tenían una niñera, ahora Dara “regresa temprano de su trabajo y va a ver a Wolfie para que pueda bañarlo antes de que se acueste a las siete u ocho en punto. Es una situación terrible”.

Esta situación convierte a Beatriz en la primera en la generación de jóvenes de la realeza británica en tener un hijastro.

Sin embargo, Edo tiene otras cartas a su favor, pues desciende de la nobleza italiana, pues su padre es el ex esquiador olímpico alpino conde Alessandro Mapelli Mozzi, de 67 años, quien representó a Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1972 en Japón. El conde y la madre de Edo se divorciaron cuando él y su hermana, Natalia, eran muy jóvenes y su padre se mudó a Francia. Edo fue criado por su padrastro, Christopher Shale.

Edo no es un caza fortunas sin futuro, él es en realidad un hombre con un camino financieramente prominente, tiene una consultora de propiedades que se especializa en localizar y desarrollar viviendas de lujo para personas acaudaladas.

Por su parte, la princesa Beatriz no la ha pasado nada bien, pues se supo que estaba destrozada por el rompimiento con su ex novio Dave Clark, un ex empleado de Ricard Branson y ejecutivo de Uber.

La princesa y Clark habían pasado diez años juntos y de repente, en 2016 se separaron a causa del ultimátum que ella le había dado para comprometerse, sin embargo él no estaba listo para asentarse y formar una familia.

Pero por Dave, Beatriz tuvo conflictos con el príncipe William y Kate Middleton. Hace unas semanas trascendió que la duquesa de Cambridge tuvo diferencias con las princesas Beatriz y Eugenia, cuando Kate apenas se integraba a la familia real en 2011.

Según el diario Express, Beatriz se sentía relegada por la popularidad de Kate Middleton, y sus problemas se intensificaron en la boda con el príncipe William. Y es que los duques no invitaron a Dave Clark porque no confiaban en él, y temían que fuera indiscreto en la celebración.

Pero ya sin Dave Clark a la vista, quizá la relación entre las primas Beatriz y Eugenia haya mejorado con William y Kate, quienes a su vez han protagonizado especulaciones sobre una pésima relación con el príncipe Harry y Meghan Markle, que se tradujo en su separación física y hasta filantrópica, pues dejaron de formar parte de la misma fundación real.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: