¡Peligro! No compre medicamentos en Internet | MEDICAMENTOS WHATSAPP, INTERNET | EL UNIVERSAL



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

Es una lucha constante las que tienen las entidades de salud y farmacéuticas en cuanto a medicamentos de dudosa procedencia que se comercializan sin control por medios no autorizados.

Es el caso de los medicamentos que se adquieren por Internet, que van desde anabolizantes (para ganar tono muscular) hasta adelgazantes y potencializadores sexuales.
Y es que muchas personas no saben que en Colombia no existen productos farmacéuticos que se vendan libremente para ‘adelgazar’, ‘quemar grasa’, ‘reducir tallas’, ‘controlar el apetito’, ‘inhibir el apetito’ y/o ‘perder peso’.

Claudia Prieto, Líder Regional de Asuntos Regulatorios de Pfizer afirma que pese a lo que se pensaría, “no se consideraría que existen vacíos legales por lo menos en Colombia, que posibiliten la venta de medicamentos por Internet”, así que la educación del consumidor en cuanto a este tema debe ser primordial.

En Colombia, ya en 2016, el Invima había tomado cartas en el asunto, prohibiendo en MercadoLibre 279 productos ilegales que no contaban con registro sanitario puesto que podían afectar la salud de los colombianos.

“Es bueno alertar y desanimar a las personas. Si estamos tratando de que no vayan solitos a comprarse un desinflamatorio o un antibiótico (por resistencia bacteriana) a una farmacia sin una indicación médica, imagínese el cuerpo médico y las agencias regulatorias ¿cómo vamos a aprobar que se compren medicamentos por Internet?”, explica la doctora Alejandra Babini.

¿Los recuerda?
En nuestro país, fueron 10 medicamentos el año pasado sobre los que el Invima alertó: 

Ultra DX Deluxe, Pure Life Cleanse, Nitrofit, LipoBlue Advance, G180, G360, y Goji Pro, que se promocionan como efectivos para la pérdida de peso.

Por otro lado Anabolic RX24, un anabólico, tonificador muscular y potenciador sexual, Testo Ultra, también potenciador sexual y además sobre Monster Test, que es un tonificador muscular y potenciador sexual.

Otro de los potencializadores bajo advertencia fue Man of Steel 1 y 2 respectivamente, que contenían sildenafilo, cuyo consumo inadecuado puede generar dolor de pecho, hipertensión o hipotensión grave, alteraciones dermatológicas, gastrointestinales, esqueléticas, respiratorias, neurológicas como parestesias, vértigo, accidente cerebrovascular, entre otros.

Lo triste es que mes tras mes hay más advertencias.

Solo en julio de este año, otro medicamento de venta en Internet está bajo la lupa de las autoridades:  Semenax cápsulas, que no cuenta con registro sanitario Invima, por cuanto su calidad, seguridad o eficacia no han sido evaluadas y su comercialización en Colombia es ilegal.

La vida en riesgo
Nada más algunos de estos empaques (donde una mujer hermosa abraza a un anciano) suponen una advertencia para el consumidor.

Pero por si las dudas, se debe saber que al comprar  medicamentos en internet se desconoce el origen tanto del vendedor como de los productos, pues no pasan por ningún tipo de control, así que no está garantizada su calidad o podrían ser falsos.

Y es un fenómeno en toda Latinoamérica. “El internet no es la vía porque no se conoce el origen del producto. En un medicamento biológico por ejemplo,  ni siquiera se garantiza la cadena de frío. No hay nadie que te vaya a sostener durante un evento adverso. No hay cómo hacer farmacovigilancia”, finaliza Alejandra Babini, ex presidenta de la Sociedad Argentina de Reumatología.

Al comprar medicamentos

1. El Invima recomienda a los consumidores no comprar medicamentos o suplementos dietarios que no tengan registro sanitario vigente, ya que estos productos pueden contener ingredientes que ponen en riesgo su salud. Tenga en cuenta que muchos de estos productos fraudulentos se comercializan en sitios de Internet y cadenas de WhatsApp.
2. Adquiera productos competencia del Invima en establecimientos autorizados, donde se garanticen las condiciones adecuadas de almacenamiento.
3. Antes de tomar un medicamento, producto fitoterapéutico o suplemento dietario, revise y lea las etiquetas con el fin de conocer la fecha de vencimiento y las recomendaciones dadas por él.
4. Observe que los productos tengan un sistema de seguridad que se rompa al abrirlos. Fíjese antes de destaparlo, que el medicamento no presente ningún deterioro o alteración en su aspecto como la forma o color.
5. Tenga  cuidado con la publicidad a través de internet u otros medios de comunicación, sobre productos que ofrecen supuestos beneficios terapéuticos y que no están avalados por la entidad sanitaria. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook