Pipe Peláez le sigue apostando a la fusión con el género urbano | EL UNIVERSAL



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

Pipe Peláez le sigue apostando a las fusiones con el género urbano después de que su canción ‘Vivo pensando en ti’, junto a Maluma, se convirtiera en todo un éxito. Ahora, con ‘No te creo’, este artista de la música vallenata quiere seguir conquistando a su público, pero esta vez con la colaboración de Nacho y Noriel. Este sencillo, que fue lanzado hace un mes, es la segunda canción de su próximo álbum que se estrenará en septiembre y que traerá 14 canciones. “Vienen cinco canciones con esta tendencia y nueve con mucha acordeón, con mucho vallenato, con raíces, con otros duetos, es decir, viene un álbum totalmente balanceado y dinámico”, aseguró el artista durante una gira de promoción en los distintos medios de La Heroica.

“Estoy muy contento, ha sido un recorrido muy provechoso saludando amigos de toda la vida. Cartagena es muy especial para mi y siento mucha nostalgia… tengo que reconocer que esta ciudad es uno de los trampolines mas grandes e interesantes. Tengo los mejores recuerdos guardados de esta ciudad durante los comienzos de mi carrera musical”, señaló.

Entonces, le sigues apostando a las fusiones con el género urbano…
– Había que apostarle inteligentemente a la continuidad de un proceso que dejó unos frutos, muy interesantes, con Maluma, y el ejercicio que hicimos con él. Entonces no podíamos cambiar el chip de la noche a la mañana porque sí. Vamos a asumir otros retos a ver qué pasa, ahora vamos con Nacho y con Noriel y está resultando muy bien el experimento. Luego sí venimos con lo nuestro, lo romántico, el vallenato, nuestro tercer sencillo y el álbum que nos ha quedado muy bien. Es un álbum para todos los gustos y sé que no los voy a defraudar.

¿Cómo fue la experiencia para producir este álbum?
Con Sony Music nos encerramos como en un reality, en un estudio en Miami, y allá nos pusieron a escribir una canción por día con los mejores compositores de Latinoamérica. Me ponían tres compositores diarios, lunes, martes, miércoles y jueves. La primera canción que hicimos, que fue ‘Vivo pensando en ti’, la hicimos Manuel Julián, Andrés Castro y este servidor y mira cómo quedó de chévere.

¿Cómo crees que la ha ido a ‘No te creo’?
– Le ha ido súper bien porque es un temática que toca a la gente. Es una canción hecha para aquellos que quieren borrar un amor a fuerza de otro amor, cuando todavía no han sanado bien las heridas. Y hemos dado en un punto muy espinoso para mucha gente. Esta canción la hicimos entre varios autores y fue una experiencia maravillosa.

¿A qué no le crees?
– Yo no le creo a muchas cosas. No le creo a aquellos que dicen que no creen en Dios, esos encabezan la lista. A los que me dicen que se está acabando el vallenato.  A aquellos que dicen que pueden vivir sin amor. No te creo tiene tantas connotaciones… La lista es larga.

¿Cómo nace la propuesta de juntarse con Nacho y Noriel?
– Con Nacho ya teníamos pendiente un trabajo hace rato. Él ama Colombia y se desvive por este país, y teníamos pendiente grabar hace rato hasta que dijimos: esta es la oportunidad. Nacho se montó en el patín y él mismo me dijo un día que (a la canción) le hacía falta algo de sazón, de calle, y me dijo que Noriel era el “pollo”, así que hablamos con Noriel y a los dos días mandó la “rapeada”. Eso le dio ese toquecito de calle.

¿Qué opinas del momento por el que está atravesando la música colombiana a nivel internacional?
– Fabuloso. Creo que debemos catapultarlo más. El sonido de Colombia está de moda en el mundo y no solo la música, también los productores audiovisuales, actores, productores musicales, compositores. Eso nos conviene muchísimo a todos. Qué bueno meterse en esa “cochada” como tiene que ser y darle al mundo lo que está esperando de nosotros.

¿Cómo ha sido la aceptación en otras partes del mundo?
– Genial. El solo hecho de llegar con un acordeón es algo muy exótico y que gusta. Es un proceso curioso llegar a otras partes donde la gente no lo conoce a uno, porque comienzas de cero, pero ya a la tercera visita te tienen codificado. Para arrancar de cero en otras partes uno tiene que amarrarse los pantalones, pero le toca seguir pa’ adelante. Nada que no hubiéramos hecho antes.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook