Radioteatro en el Teatro Colón – Arte y Teatro – Cultura




Era un formato que estallaba la imaginación, que con los simples recursos de las voces y los efectos sonoros llevaba a sus oyentes a mundos increíbles. Ese era el radioteatro, que ya se ha vuelto un hermoso recuerdo, pero que el teatro Colón traerá a escena este sábado con la obra ‘El perro del hortelano’.

El entramado del montaje de entrada suena complejo: conectar los versos de uno de los autores más famosos del Siglo de Oro, Lope de Vega, con el formato de otra época lejana, como lo es el radioteatro, y llevar esa combinación al público contemporáneo.

El elegido para esa tarea fue el director y dramaturgo Víctor Quesada, que en su hoja de vida tiene los antecedentes de haber trabajado con los textos de otro autor español fundamental, aunque más contemporáneo: Federico García Lorca.

“Lo primero es un trabajo de mesa que aún no terminamos. Tú lees el verso y es muy complicado, puede ser muy bello, pero poder decir eso con sentido es una tarea que, yo creo, es interminable. Entonces, el trabajo ha sido entender qué es lo que estamos diciendo”, apunta el director.

Uno de los procesos más arduos fue el trabajo de adaptación, pues el relato de Lope de Vega tiene más de cien páginas y se debió condensar en casi la mitad. La propuesta de Quesada entonces fue incluir un narrador, que conecta la pieza con los antiguos radioteatros en los que había una figura similar.

“Ya dándome las licencias, quise tener un narrador que no fuera tan neutro, sino que tuviera un punto de vista, que comentara también lo que está pasando, para generar así un enganche con el público”, explica.

Ese texto se complementa con una puesta en escena sencilla; por supuesto, están los micrófonos de los protagonistas, además de un piano, a los que se suman algunos detalles de iluminación y unas cajas de ruido que tienen su propio discurso visual.

La historia es como un trabalenguas lleno de metáforas, y el punto de partida es el perro del hortelano, que no come ni deja comer, que evita los vegetales, pero no permite que otros animales los consuman. Esa situación se refleja en la relación de la condesa Diana con Teodoro, pues no lo puede amar, pero tampoco deja que otras mujeres lo hagan.

“Es muy divertido uno reírse en verso, me parece fascinante tener ese encuentro desde la contemporaneidad con un verso, y hacerlo vivir desde allí, no dejarlo plantado como en un museo”, asegura Quesada.

El equipo de producción se rodeó de actores de diferentes generaciones. Entre ellos hay algunos que vivieron la época dorada del radioteatro en Colombia, como la consagrada Consuelo Luzardo, e intérpretes de una trayectoria estelar, como Kepa Amuchastegui.

“Es increíble tener, por ejemplo, a César Mora con el oído que tiene, se nota que es músico, es increíble su sentido de musicalidad para identificar cuando no se está diciendo bien”,

¿Dónde y cuándo?

Única función: sábado, 3:30 p. m. Teatro Colón. Calle 10.ª n.° 5-32, Bogotá. Informes: 381-6358. Boletas: 10.000 pesos.

CULTURA



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook