Razones por las que Fanny Mikey es importante para el teatro colombiano – Arte y Teatro – Cultura



[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escucha esta noticia”]

Milton Díaz / EL TIEMPO

Este jueves, 16 de agosto, se cumplen 10 años de la muerte de la gran Fanny Mikey. La actriz argentina falleció en Cali, donde había llegado por vez primera a Colombia, víctima de problemas renales que la aquejaban desde hacía varios días atrás.

Rafael Espinosa / EL TIEMPO

A lo largo de casi medio siglo, Fanny Mikey irrumpió en el panorama del teatro colombiano, en una permanente lucha por llevar el arte escénico a las grandes mayorías, por convertirlo en una fiesta colectiva, como el teatro en el mundo clásico o en las carnestolendas medievales.

Archivo EL TIEMPO

Mikey estudió teatro en la Sociedad Hebraica Argentina y tomó cursos de interpretación con Heidy Crilla y Emilio Satanovsky. A pesar de querer desarrollar su carrera de actriz en su país, su familia no le brindó apoyo, por lo que escapó de su casa a los 16 años.

Archivo EL TIEMPO

A su llegada al país, en 1959, Fanny Mikey se integró al entonces Teatro Escuela de Cali (TEC), dirigido por Enrique Buenaventura, donde no solo actuó en obras como Edipo Rey, sino que, a la vez, asumió la organización de grandes eventos, como el Festival de Arte de Cali.

Claudia Rubio / EL TIEMPO

Mickey también hizo parte de grupos como el Teatro Popular de Bogotá, pero ante todo fue creadora de sus propios escenarios y eventos, desde La Gata Caliente, la primera sala de Café Concert en el país, hasta las tres salas del Teatro Nacional, en constante actividad.

Archivo EL TIEMPO

Concibió al teatro como una jubilosa fiesta colectiva, pero también como una gran empresa. Luchó por superar la marginalidad del teatro colombiano, presentando grandes proyectos a las instituciones culturales y a la empresa privada.

Archivo EL TIEMPO

Nunca solicitó el apoyo como si se tratase de una dádiva caritativa, sino con el orgullo de ofrecerles a las diversas entidades la posibilidad de hacer parte de algo enorme y excepcional.

Archivo EL TIEMPO

El tamaño, las calidades y la proyección de un evento como el Festival Iberoamericano de Teatro hubieran parecido una locura y un sueño utópico si no hubiera estado al frente esa fuerza poderosa de Fanny Mikey, quien no tenía miedo a pensar en grande.

La reconocida actriz luchó por llevar el arte escénico a las grandes mayorías.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook