Se prende la fiesta en el Minute Maid Park




Yanquis y Astros vuelven a la serie de campeonato de la Liga Americana dos años después y el aire de revancha adorna la escena, aunque quizá no abarca lo suficiente para obviar el estatus reciente de ambos conjuntos, que prometen a partir de esta noche, desde el Minute Maid Park de Houston, prenderle fuego al diamante, amén del alto nivel de competitividad que se exhibe.

Cuando estas novenas se enfrentaron en el ALCS de 2017, Houston tardó siete juegos para superar a los neoyorquinos, en su camino hacia un campeonato de Serie Mundial, mientras que la temporada regular de este año entre ellos fue igualmente dura, con los siderales superando a Nueva York en cuatro de siete juegos y un estrecho margen de carreras permitidas de 39-37.

También protagonizaron, indirectamente este año, una ardua batalla por el mejor récord de la Liga Americana, pero los Astros (107-55) resistieron a los Yanquis (103-59) y obtuvieron la ventaja de local para ahora.

La balanza parece tener, históricamente, un lado favorito, pero Gleyber Torres, quien debuta en esta fase, y compañía saben ya a que atenerse, con todo y su largo descanso después de barrer a los Mellizos en tres juegos el pasado lunes.

“Hemos sido los dos mejores equipos de la Liga Americana. Son realmente buenos Y están jugando muy bien. Así que estamos a punto de abrocharnos el cinturón y llegar a una serie de siete juegos para ver quién representa a la Liga Americana en la Serie Mundial”, declaró el mánager de los Astros AJ. Hinch ayer a MLB.com.

Un dato: En las últimas tres temporadas, Houston ha ganado más juegos (311) que cualquier otro equipo de Grandes Ligas. Nueva York es quien le sigue, en el Nuevo Circuito y en general con 294.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: