Sofá y palomitas: Messi acaricia otro ‘megarécord’




El delantero argentino, tras descansar en la Copa del Rey, vuelve a la primera línea de fuego. A priori, un choque fácil contra el Eibar para reforzar el liderato. Pero tras los puntos se esconde otro jugoso botín. 

Leo Messi, el máximo goleador histórico de la Liga Española, puede poner un sello de calidad a su reinado. Porque está a un solo tanto de llegar a los 400 en la competición. Más condecoraciones para la estrella rosarina. 

Con permiso del Eibar, buscará al menos un tanto que pondría su listón más alto si cabe. En noviembre de 2014 adelantó a Zarra (251 goles). Ahora suena imposible imaginar a alguien que lo rebase a él. 

No solo por sus majestuosos números, sino también porque le queda cuerda para aumentar la cifra. Sonaría aventurado pensar en los 500, pero entonces viene a la mente que es Leo Messi y que con él la palabra imposible es imposible de utilizar. 

Su historia comenzó el 1 de mayo de 2005 contra el Albacete, en ese gol de vaselina dentro del área. Ahora busca su cuarto centenario, que tendría el añadido de volver a producirse en casa, si es que el Eibar cae ante sus pies este domingo. 

Su media es de casi un gol por encuentro, puesto que sus actuales 399 los consiguió en 434 partidos. Y de todos ellos, 230 los hizo al abrigo de su afición, por los 169 con su firma a domicilio.

Más allá de los tantos que hace, y cómo los hace, también cabe resaltar lo que suponen para su equipo. Porque ha sumado 325 victorias (74,88%), 70 empates (16,12%) y solo 39 derrotas (8,98%).

Y lo mejor aún: después de tanto y tanto gol, sigue saltando a jugar con el mismo hambre de seguir haciendo muchos más. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: