Turquía comienza la invasión terrestre en Siria tras unos bombardeos que han dejado al menos ocho muertos




El Ministerio de Defensa de Turquía ha anunciado en la noche de este miércoles el lanzamiento de una operación terrestre en las zonas del noreste de Siria bajo control de las fuerzas kurdas, horas después de iniciar una campaña de bombardeos en este área que ha dejado al menos ocho muertos -cinco de ellos civiles.

“Las Fuerzas Armadas y el Ejército Nacional Sirio -una coalición de grupos rebeldes apoyados por Ankara- han lanzado la operación terrestre en la zona oriental del río Éufrates, como parte de la ‘Operación Manantial de Paz”, ha dicho en un breve mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

En respuesta, Mustafá Bali, uno de los portavoces de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), ha asegurado que “el ataque terrestre de las fuerzas turcas ha sido repelido en Tel Abyad”. “No hay avances por ahora”, ha agregado en Twitter.

Al menos ocho personas, entre ellas cinco civiles, han muerto este miércoles por los ataques aéreos de Turquía en el inicio de su ofensiva, según han informado las FSD, una alianza liderada por kurdos. “Tres de nuestros combatientes han muerto y cinco civiles han perdido la vida, y decenas de civiles han resultado heridos por el intenso bombardeo en áreas civiles a lo largo de la frontera”, dijo en un comunicado la alianza.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, elevó a 8 los civiles y a 7 los milicianos muertos durante los ataques aéreos. Asimismo, indicó que al menos 13 personas resultaron heridas, aunque el número de muertos podría aumentar debido a la gravedad de las lesiones. Entre los muertos hay dos niños, uno confirmado de 16 años, según los kurdos.

Las FDS han suspendido sus operaciones contra el grupo yihadista Estado Islámico en Siria para responder a la ofensiva militar.

Turquía ha iniciado, bajo el nombre de ‘Operación Fuente de Paz’, la ofensiva militar en Siria contra las milicias kurdosirias, según ha anunciado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. “Las Fuerzas Armadas turcas han iniciado, junto con el Ejército Nacional Sirio, la operación ‘Fuente de Paz’ en el norte de Siria”, indicó el jefe de Estado turco en la red social, utilizando el nuevo nombre de las milicias sirias aliadas con las tropas turcas y anteriormente conocidas como “Ejército Libre de Siria”.

La ofensiva militar turca en el noreste de Siria llega después de que Estados Unidos haya anunciado la retirada de las fuerzas militares estadounidenses desplegadas en la zona para apoyar a las FDS en sus operaciones contra Estado Islámico. Damasco ya ha advertido de que responderá “con todos los medios posibles”.

Poco después del anuncio, aviones turcos han comenzado a bombardear “intensivamente” en el noreste de Siria. Los kurdos aseguran que se está produciendo un “gran pánico entre la gente de la región” y que el bombardeo se ha enfocado en cuatro ciudades del norte -Tal Abyad, Serê Kanye (Ras al Ain), Qamishli y Ain Issa-.

Las FSD indicaron que el bombardeo de Turquía ha sido “intenso” contra “casas de civiles” en varias poblaciones de la región, entre ellas en el este de Qamishli, en el noreste del país y en la frontera con Turquía. Qamishli es una de la ciudades más pobladas en el territorio que controlan los kurdos en el norte de Siria, donde Damasco también cuenta con el dominio de una amplia zona, incluido el aeropuerto.

Erdogan precisó que la operación se dirige contra tanto el grupo yihadista Estado Islámico (EI) como contra las milicias kurdosirias Unidades de Protección Popular (YPG), que dominan el noreste de Siria, y que habían recibido hasta esta semana el respaldo de Estados Unidos (cosa que ha sido desmentida por Trump). “Preservaremos la integridad territorial de Siria y liberaremos a las comunidades locales de las garras de los terroristas”, agregó el mandatario, en referencia al YPG.

La cadena CNNTürk muestra en directo la imagen de columnas de humo procedentes de la ciudad fronteriza, controlada por las YPG, y asegura que se oye un continuo sobrevuelo de cazas.

La ofensiva se inició poco después de que Erdogan agradeciese en una conversación telefónica a su homólogo ruso, Vladímir Putin, su “postura constructiva” ante la ofensiva turca. Turquía aspira a controlar una franja adyacente a la frontera siria de 32 kilómetros de ancho y 480 de largo, desde el Éufrates hasta Irak. Ese territorio está dominado por las YPG, que han establecido una administración local de facto que preocupa a Ankara. Turquía considera terroristas a las YPG -aliadas de EEUU en la lucha contra el EI- por sus vínculos con el grupo armado PKK, activo en suelo turco.

Sin respaldo de EE UU

Trump, por su parte, ha afirmado este miércoles que la ofensiva lanzada por Turquía contra las fuerzas kurdas en el noreste de Siria “es una mala idea” y ha recalcado que Washington “no respalda este ataque”.

“Esta mañana, Turquía, miembro de la OTAN, ha invadido Siria”, ha dicho en un comunicado, en el que ha resaltado que Estados Unidos “ha dejado claro a Turquía que esta operación es una mala idea“.

No hay soldados estadounidenses en la zona. Desde el primer día que entré en la arena política, dejé claro que no quería luchar en estas guerras interminables y sin sentido, especialmente aquellas que no benefician a Estados Unidos”, ha argumentado.

Así, ha reiterado que las autoridades turcas “se han comprometido a proteger a los civiles, a las minorías religiosas, incluidos los cristianos, y a garantizar que no habrá una crisis humanitaria, y haremos que cumplan este compromiso”.

“Además, Turquía es ahora responsable de garantizar que los combatientes de Estado Islámico retenidos permanecen en prisión y que Estado Islámico no se reconstituye de ninguna forma o manera. Esperamos que Turquía se ciña a todos sus compromisos y seguimos analizando la situación de cerca”, ha remachado.

El comunicado ha sido publicado apenas unos días después de que el propio Trump diera ‘luz verde’ a Ankara para la ofensiva contra las Unidades de Protección Popular (YPG) y retirara a sus tropas de la zona.

Por otro lado, la Unión Europea (UE) ha pedido a Turquía detener su ofensiva militar en el norte de Siria y ha advertido de que la incursión “amenaza” los progresos logrados en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI). Además, la Liga Árabe celebrará el próximo 12 de octubre una reunión de emergencia para abordar la “agresión turca inaceptable” contra Siria.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: