‘Un tranvía llamado deseo’,crítica de Alberto Sanabria – Arte y Teatro – Cultura




Uno de los estrenos del año que más prometía, tanto por el director como por el elenco y por ser una producción del Teatro Colón, era Un tranvía llamado deseo, la magistral obra de Tennessee Williams.

De hecho, Diego León Hoyos, el director, goza de un gran prestigio porque sus producciones siempre han sido de altísima calidad y el equipo de actores, encabezado por Marcela Mar y Juan Pablo Urrego, está respaldado por unas trayectorias de éxitos en todos los medios, incluyendo el teatro.

Valga decir que el Teatro Colón, desde que acertadamente se convirtió en productor, bajo la égida del exdirector Manuel José Álvarez, puso una cota alta, brindándonos ambiciosas puestas de la dramaturgia nacional y universal, como Labio de liebre, Macbeth y Woyzeck.

Todo eso nos hacía pronosticar un montaje fulgurante. Desafortunadamente, eso no se cumplió, no obstante lo llamativas que pudieran resultar la escenografía o la música.
Una obra del peso dramático de Un tranvía llamado deseo, si no cuenta con buenas actuaciones desde el comienzo, se descarrila y termina en una debacle.

Eso tristemente sucedió aquí, a partir del primer parlamento de Blanche Dubois, con un cantadito que se le acepta a una actriz aficionada, pero no a Marcela Mar.

Ahí uno comienza a rogar que solo sean los nervios del estreno, pero no. En seguida vendría la entrada de su hermana Stella (Angélica Blandón), para componer una de las escenas más desafinadas, cero escucha actoral, cada una por su lado.

El desastre de esa escena alcanzó su culmen con la entrada de Stanley Kowalsky (Juan Pablo Urrego), que pareció la irrupción de alias Popeye, el lugarteniente de Pablo Escobar, interpretado por Urrego en una reciente serie de televisión.

Desde ese momento era fácil predecir que este tranvía no iba a llegar a feliz destino, como efectivamente ocurrió.

¿Dónde y cuándo?

‘Un tranvía llamado deseo’. Martes a viernes, 7:30 p. m. Sábado, 4 y 7:30 p. m. Domingo, 4 p. m.

Teatro Colón, calle 10 n.° 5-32, Bogotá.

ALBERTO SANABRIA
Crítico de teatro



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
%d bloggers like this: